Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

El extra de seguridad que tu bebé necesita

El extra de seguridad que tu bebé necesita

Habitualmente, utilizamos los protectores de cuna como un toque decorativo, evitando de esta manera que se vean demasiado los barrotes. Sin embargo, el elemento principal que a veces tendemos a olvidar que son la protección que le da a nuestros bebés puesto que es una pared bastante blanda la cual evita que se queden atrapados entre el colchón y la cuna. Los bebés aún no saben controlar al 100% su cuerpo, por lo que, este tipo de protección es imprescindible durante sus primeros meses.

¿Cómo deben ser los protectores de cuna?

Para que el protector sea seguro tenemos que tener en cuenta un par de pautas antes de ponérselo a nuestro bebé en su zona de descanso.

Lo primero de todo es que debe de estar bien sujeto a la cuna, si queda un poco suelto, nuestro hijo puede moverse erróneamente y meter alguna de sus extremidades, causándole bastante agobio y despertándolo. Por lo tanto, debemos de asegurarnos que no hayan botones o lazos sueltos que el bebé pueda alcanzarlos hasta soltarlos. Por otra parte, hay que evitar que haya decoración que pueda soltarse, puede ser muy peligroso para el bebé en caso de algún descuido.

Otra de las cosas a tener en cuenta es que el propio acolchado del protector, el cual debe de ser firme, sin tener un grosor excesivo y de buena calidad para que de verdad proteja al bebé y no sea un impedimento más para su descanso. Nosotros te recomendamos que el tejido sea de algodón para que no le cause alergias o rozaduras a su sensible piel.

El tamaño debe ser igual al ancho de la cuna, por lo que antes de adentrarte en la compra, mide bien las medidas de la propia cuna. El cabezal debe de ser igual de ancho, sin embargo, el largo debe ser tres veces el propio ancho.

A la hora de comprarlo fíjate en que el protector sea  desenfundables para poder lavarlo con frecuencia y mantenerlo limpio. Como bien sabéis, los ácaros tienden a actuar sobre este material y lavándolo con frecuencia podemos evitar que estos parásitos aparezcan en el protector.

Por último, te aconsejamos que te plantees quitarlo cuando el bebé haya crecido y ya pueda ponerse de pie en la cuna, respetando, como siempre, la seguridad del mismo.

Si te has decidido por comprar este extra de seguridad para las horas de descanso de tu hijo, te recomendamos nuestros protectores de cuna con diferentes dibujos para que tu hijo se duerma viendo a sus animales favoritos.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies