Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

¿Qué es lo que necesita tu bebé para empezar a gatear?

¿Qué es lo que necesita tu bebé para empezar a gatear?

Por fin ha llegado la edad ideal para que tu bebé comience a gatear. El único problema es que aún no has conseguido que se mueva con total libertad y autonomía. Sin embargo, no debes preocuparte, puesto que con tu ayuda, tu hijo puede empezar a deslizarse por el suelo para moverse por sí solo.

Así que, ármate de paciencia y sigue leyendo, porque aquí van los pasos que debemos de seguir para conseguir que el pequeño de la casa se mueva por toda la casa.

El suelo es tu mejor aliado

Lo que menos necesita tu bebé en estos momentos es estar acostado o sentado en el sofá. Para que aprenda a gatear necesitaremos un incentivo para que quiera moverse y un medio para hacerlo por sí solo.

La mejor opción es ir entrenándolo hasta que cumpla los tres meses de vida. Aprovecha cuando no esté en brazos para ponerlo tumbado mirando hacia arriba en una superficie dura, como es la cuna, el sofá, encima de una toalla… De por sí, empezará a mover las piernas y brazos, querrá girarse, etc.

Cuando pase de los tres meses, nuestro hijo querrá más y más espacio para moverse, darse la vuelta o rodar y esto, lo iremos notando con el paso del tiempo ya que irá adquiriendo más agilidad. Querrá arrastrarse para, por ejemplo, alcanzar su juguete favorito y para ello aprenderá a agarrarse a las sabanas de la cama hasta conseguir su objetivo.

Como hemos dicho alguna que otra vez, cada bebé es un mundo completamente diferente, por lo que quizá empezará a gatear sin arrastrarse o incluso al revés, se arrastrará y no gateará, lo importante es que aprenda a coordinar la derecha con la izquierda.

Sin embargo, lo que mejor puedes hacer para que lo consiga es intentar que se haga al suelo, con esto nos referimos a que lo pongas de vez en cuando en un suelo que no sea frío ni encima de una manta debido a que puede entorpecer sus movimientos, lo ideal es que lo dejes experimentar en un suelo cálido, como en una  tarima flotante.

Pero, sobre todo, no atosigues a tu bebé cuando llegue su momento de gatear, si lo consigue es porque lleva meses entrenando para ello al arrastrarse, dando vueltas en la cama, moviéndose, etc.

Lo más importante es que le des completa libertad de movimiento y tengas en cuenta que cada bebe es un mundo completamente distinto. Con paciencia y ayuda conseguirás que tu bebé comience a gatear por toda la casa.

 

¿Conoces algún otro truco? ¡Te leemos en comentarios!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies