Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

La transición a los alimentos sólidos de los bebés

La transición a los alimentos sólidos de los bebés

Durante los primeros meses de vida los bebés se alimentan exclusivamente de leche materna o leche preparada, con el paso del tiempo los bebés pasan a ser omnívoros y a tomar otro tipo de alimentos.

Llegado el momento de la transición a los alimentos sólidos, en torno a los 4 y 6 meses, se plantean muchas preguntas como: ¿es mejor la comida triturada? ¿Qué alimentos debo darle primero? ¿Cuándo puede probar otros alimentos?

Se recomienda introducir alimentos sólidos de forma gradual a partir de los seis meses, a partir de este momento se puede empezar con los purés y comidas de este tipo. Existen algunos indicativos para saber si tu pequeño está preparado para pasar a los alimentos sólidos, son los siguientes:

  • Puede sostener su cabecita
  • Es capaz de mantenerse sentado en la trona
  • Muestra interés por los alimentos sólidos
  • Abre la boca ante el ofrecimiento de comida
  • Intenta coger comida de tu plato

¿Es mejor la comida triturada o sin triturar?

Los niños tienen que adaptarse a nuevas texturas y sabores, a menudo se realiza un paso intermedio en el que se alimenta a los pequeños mediante purés hasta pasar de forma progresiva a los alimentos sólidos. Existen posturas a favor y en contra de este paso intermedio, sin embargo lo más recomendable es individualizar y ser flexibles. Es importante mezclar alimentos de fácil masticación o frutas con otros alimentos triturados.

¿Qué alimentos dar primero al bebé?

Los primeros alimentos sólidos suelen ser los cereales, al principio normalmente de un tipo de grano. Posteriormente o de forma combinada, se debe empezar con las frutas y verduras. Asegúrate de que el cereal que elijas está especialmente formulado para bebés y que contiene hierro.

¿Cuándo puede probar otros alimentos?

Se pueden incorporar de forma progresiva carnes y verduras, de forma gradual debemos incluir también los huevos y el pescado. Todo ello combinado leche materna o fórmula y cereales.

A tener en cuenta…

Con el cambio de alimentación se verá reflejado en sus deposiciones, volviéndose estas más sólidas y de un color variable. El olor también aumentará debido a los azúcares y grasas de los nuevos alimentos. Hay algunos alimentos que colorean las heces (o la orina) como las verduras de color verde oscuro o la remolacha. Además, si la comida no está colada, pueden contener trocitos de alimentos sin digerir.

Todo esto es normal ya que el sistema digestivo de tu hijo se está acostumbrado al cambio de alimentación. Sin embargo, debes prestar atención a la textura de las heces ya que si estas son acuosas, blandas o con mucosidad; el sistema digestivo podría estar irritado.

Los bebés pueden tomar zumos naturales a partir de los 12 meses y beber agua en el momento en el que se incorporan los alimentos sólidos, antes de esto la leche materna o preparada aportar al pequeño todo el líquido necesario.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Cómo fue la transición a los sólidos de tu hijo? ¡Cuéntanos!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies