Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

El primer baño de tu bebé

El primer baño de tu bebé

Son muchas las dudas que tienen los padres primerizos cuando llega el momento de tener que bañar por primera vez al bebé. Tener dudas es algo completamente normal y compresible, ya que es algo nuevo tanto para el niño como para ellos. Por eso mismo os contaremos todo lo que debéis saber para poder disfrutar de este momento tan especial, ¿empezamos?

El momento idóneo

A día de hoy no existe una opinión exacta de cuánto tiempo debe pasar desde nace hasta que hay que bañarle por primera vez, ya que hay quienes alegan que no se debe bañar al bebé hasta que caiga el cordón umbilical y se cicatrice; Otros, sin embargo, piensan que no es necesario esperar ya que podremos bañarlo incluso con el cordón umbilical, siempre que sequemos bien la zona una vez esté fuera del agua para que consiga cicatrizar.

Normalmente, la mayoría de padres no esperan a la cicatrización del ombligo, debido a que el baño es uno de los momentos que más ayudan al bebé a relajarse. No obstante, durante los 14 días de cicatrización, a veces es suficiente con asear al bebé con la ayuda de una esponja, sin llegar a mojar el cordón umbilical.

 

¡Es hora de la preparación!

A pesar de los nervios por la primera vez, se acaba convirtiendo en tarea muy sencilla siempre que se realice de forma adecuada. Lo primero que tenemos que elegir es el lugar idóneo donde hacer el baño. Debe de ser un sitio donde no haya corriente de aire, el propio aseo es una de las mejores opciones porque no suele haber corriente  y además podemos vaciar la bañera de manera sencilla.

Una vez tengamos el lugar elegido tenemos que preparar todo con antelación, poner cerca de la bañera el jabón, la esponja, la toalla, el pañal, en resumen todo lo que vayamos necesitar para que cuando llegue el momento no dejar solo al bebé en ningún momento.

Para que el pequeño de la casa no pase ni calor ni frío, debemos calentar el lugar. El ambiente tiene de estar entre los 22 y los 25 grados.  Una vez con la temperatura lista, hay que llenar la bañera entre 12 o 15 centímetros, con el agua rondando los 34 y 37 grados para que se convierta en una experiencia agradable. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que el agua se puede enfriar, así que tenemos que  tenerla muy controlada.

Salvo prescripción médica, es bueno bañarle todos los días independientemente del momento del día, aunque sí es aconsejable repetir esa hora, sobre todo si es en la tarde-noche, ya que ayudará a relajar al bebé y conciliará de forma más fácil el sueño.

¿Tenéis alguna duda más? ¡Os leemos en comentarios!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies