Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

Como preparar la casa para tu nuevo bebé

Como preparar la casa para tu nuevo bebé

¿Estas esperando un bebé y quieres tener la casa completamente preparada para su llegada? Es importante tener en cuenta varios factores como la organización y la limpieza a la hora de preparar un ambiente seguro y cómodo para nuestro hijo o hija. Si queremos evitar el estrés de última hora, es recomendable realizar la preparación con tiempo, de esta forma tendremos la posibilidad de fijarnos con más detenimiento en cada detalle.

¿Dónde va a dormir mi bebé?

Esta es una de las primeras preguntas que debemos responder. Al principio es muy común colocar la cuna en la habitación de los padres para tenerlo cerca cuando llore o haya que alimentarlo, pero es necesario tener en cuenta cual va a ser su lugar a medida que se haga mayor.

Si vivís en una casa pequeña con pocas habitaciones la elección será más sencilla. Si por el contrario, disponéis de una casa con varios dormitorios para elegir, debemos tener en cuenta diversos factores como el espacio de la habitación, la iluminación y la distancia hasta la vuestra.

Cuanto más grande sea su dormitorio, más tiempo podrá pasar en él, sobre todo si dispone de zona para jugar o hacer los deberes. Y cuanta más luz natural tenga la habitación, más ahorraremos en electricidad y más calentita será en invierno gracias al sol. Por último, la distancia de su habitación a la nuestra nos ayudará en los primeros años a escuchar y reaccionar más rápido si llora o tiene algún problema.

¿La habitación es segura?

Una vez que tengamos claro en que dormitorio dormirá el bebé, debemos analizar la seguridad de esa habitación. Al principio no se moverá mucho, pero llegará un momento en el que empezará a corretear por la habitación y cualquier mueble o esquina puede ser un peligro para ellos.

Debemos prestar atención a cualquier cosa que pueda estar al alcance de su mano como los cuadros, enchufes, adornos o espejos, y adaptarlos para que no haya ningún riesgo. Si acabas de tener a tu bebé, puede que veas muy lejos el día en que comience a moverse y tocar todo lo que haya a su alrededor, pero el tiempo pasa muy rápido y es mejor tener todo preparado. Podemos empezar asegurando su habitación y continuar más adelante con el resto de la casa.

Además de seguras, las habitaciones de los niños pequeños deben ser cálidas y acogedoras. Hay que asegurarse de que no vayan a pasar frio en invierno ni calor en verano, y de que tengan una zona adecuada para jugar y para que lo cambiemos.

¿Qué cambios habéis en casa para la llegada de vuestro bebé? ¡Contadnos vuestra experiencia!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies