Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

Cómo calmar el ruido blanco a los bebés

Cómo calmar el ruido blanco a los bebés

Los bebés tienden a llorar de manera constante para comunicarse con nosotros y esto hace que durante los primeros meses de vida estemos atentos a cada uno de sus llantos para cubrir sus necesidades.  Sin embargo, esto a primeras puede ser abrumador para muchos padres y buscan diferentes vías para lograr calmar a su bebé.

Existen muchos métodos que conseguirán callar el llanto del bebé, sin embargo, ninguno está tan comprobado como el famoso “ruido blanco”.

¿Qué es el ruido blanco?

Se trata de un sistema muy efectivo que ayuda a calmar al bebé. El ruido blanco enmascara el resto de ruidos por completo, no tiene ningún altibajo y es constante, por lo que consigue que el cerebro se relaje totalmente y nos ayude a conciliar el sueño.

El oído no descansa nunca, cuando un sonido nos despierta suele suceder porque ha habido una alteración del mismo. A los bebés suele pasarle constantemente, no están acostumbrados a los sonidos y cualquier mínima alteración los desvela. Por eso mismo, el ruido blanco resulta ideal pues enmascara el resto de ruidos y hace que el bebé se tranquilice hasta quedar completamente dormido.

Este tipo de ruido es un poco difícil de entender, ya que contiene todas las frecuencias una misma potencia y es muy fácil de encontrar debido a que está en muchos objetos que tenemos por casa, como el secador de pelo, la lavadora o la aspiradora. También se puede conseguir mediante una radio o una televisión sin ninguna emisora o canal.

Sin embargo, muchos doctores advierten de que también tiene su parte negativa y que no es recomendable abusar demasiado porque el más pequeño de la casa puede generar una dependencia y no conseguir calmarse solo. Lo que debemos hacer es armarnos de paciencia e intentar que se calme por si solo.

Otras formas de calmar al bebé cuando llore

Los bebés tienden a llorar para comunicarse con nosotros, ya que no tienen otra forma de hablar de comunicarse. Con el paso del tempo tiempo conseguirás aprender a identificar los diferentes llantos y saber qué es lo que quiere en cada momento.

Sin embargo, debes de mantener la calma y conseguir darle lo que nos está pidiendo para cubrir sus necesidades. Si tiene sueño y no consigues que se duerma, llévalo a pasear, el traqueteo del carro conseguirá dormirle.

 

¿Conoces algún otro truco para calmar a tu hijo? ¡Cuéntanoslo!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies