Tlf: (+34) 968 60 34 56 · Mail: info@mybabymattress.com

De la cuna a la cama: cómo elegir el mejor colchón para un niño.

De la cuna a la cama: cómo elegir el mejor colchón para un niño.

No podemos evitar que nuestros pequeños se hagan mayores y, con esto, que la cuna se les quede pequeña. Es un gran momento tanto para los papás como para el niño: el pequeño asimilará que ya está creciendo y los padres deberán escoger el colchón para el niño adecuado.

 

No es una decisión que debamos tomar a la ligera. El colchón para el niño es muy importante pues nuestros pequeños pasan muchas horas durmiendo y, al estar en etapa de crecimiento, su descanso es fundamental para su salud y su desarrollo.

La característica principal de un colchón para el niño en edad de crecimiento es la comodidad del colchón. Los expertos pueden recomendarnos que el colchón deba ser de determinada manera pero si el niño no se siente cómodo no descansará de forma correcta. Por eso, aunque consideres que tu hijo es todavía pequeño, no está demás que pueda participar en la elección de su colchón.

¿Es mejor un colchón para el niño blando o duro? Esta pregunta se la harán muchos padres a la hora de la elección del colchón. La respuesta es fácil: dependiendo del peso del niño, a mayor peso, mayor firmeza. Si el colchón resulta demasiado blando, la columna vertebral no quedará bien alineada y si es demasiado duro, ejercerá demasiada presión en los puntos de apoyo.

colchón para el niño

El paso de la cuna a la cama debe realizarse con un colchón que se adapte a las necesidades de un niño a partir de 3 años y a su crecimiento. El colchón debe permitir libertad de movimiento y cambios posturales. Un truco para comprobar que el colchón es el adecuado es introducir la mano por el hueco de su espalda. Si queda ajustada es el colchón correcto pues podrá darse la vuelta con facilidad.

En cuanto a la temperatura, la mejor opción es elegir telas térmicas como el Stretch que le brinden un clima cálido sin pasar frío ni calor. Otro punto fundamental es la transpirabilidad del núcleo: deberemos buscar un colchón que permita que el aire pueda circular por su interior. De esta manera evitaremos acumulaciones de calor, sudoración y la proliferación de ácaros y bacterias. Por ello, uno de los mejores materiales para esta etapa es el muelle ensacado. Si tiene algo de viscoeslástica será un punto a favor pues permitirá una mayor adaptabilidad al cuerpo del niño.

Al hilo de lo anterior, los colchones en esta etapa deben estar realizados bajo un tratamiento antiácaros para evitar el riesgo de alergias. My Baby Mattress utiliza un sistema innovador para la fabricación de sus artículos que crea una barrera inocua que impide la formación de ácaros y bacterias en el entorno de los pequeños.

1 Comentario

Pingbacks

  1. […] largas noches dando vueltas y vueltas sin poder conciliar el sueño es importante escoger un buen colchon para niños. Los colchones de gel, por ejemplo, son una buena opción para el verano ya que permiten que el […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies